BNI – La organización líder a nivel mundial en Networking Empresarial y Marketing por Recomendaciones

Fundada en 1985, BNI® es una organización global y asentada de networking empresarial. Nuestros miembros son profesionales de negocios que se ayudan mutuamente a hacer crecer sus negocios a través de su compromiso con nuestro principal valor central, Givers Gain® (Ganar Dando). Cada semana, en miles de comunidades en todo el mundo, los miembros se reúnen con otros líderes empresariales de confianza para construir y cultivar relaciones duraderas y generar referencias comerciales de calidad. La membresía en BNI® ofrece acceso a formación empresarial, aprendizaje entre colegas y oportunidades para establecer contactos y hacer negocios con cientos de miles de miembros de BNI® en todo el mundo.

Ahora vamos a compartir el siguiente contenido con vosotros:

  1. Reseña de un libro
  2. Reseña de un viaje
  3. Presentación semanal de uno de los miembros
  4. Hobbie

Vamos a ello!

 

1. Reseña de un libro

 C:\Users\Isabel\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Outlook\P5Z6EBX7\javier peris2 (002).jpg C:\Users\Isabel\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Outlook\P5Z6EBX7\PERIS Y RUIZ.png

Javier Peris Mir, Socio en Peris y Ruiz Abogados, nos hace esta bonita reseña el libro:

“Bajo el volcán” (1947), de Malcolm Lowry.

Estas semanas de confinamiento me dio por releer un libro de viajes, “El río de la luz”, de Javier Reverte, escritor y periodista madrileño. En sus primeros capítulos narra su llegada a Vancouver, ciudad situada en la costa pacífica más meridional de Canadá, y cuenta que en sus inmediaciones vivió el poeta y novelista inglés Malcolm Lowry (1909-1957), poco después de publicar “Bajo el volcán”, su novela más conocida.

La casa donde vivía Lowry se encuentra en un pequeño callejón llamado, en su honor, “Lowry Lane”, y dio allí con sus huesos para probablemente, recuperarse del esfuerzo de terminar su obra, que se desarrolla en la antítesis de la serenidad de la pequeña casa de madera frente al Pacífico que habitó. Inevitablemente, la cita de Javier Reverte me llevó también a releer “Bajo el volcán”, novela sobre la que no había vuelto desde mis años de estudiante universitario, y que se desarrolla bien lejos de allí, concretamente en Cuernavaca, capital del estado mexicano de Morelos.

Cuernavaca está a menos de cien kilómetros de la ciudad de México (o México DF como decimos los europeos), de donde se llega por una ciertamente intrincada carretera, testigo de muchos fatales accidentes automovilísticos. Si uno se sienta al anochecer en uno de los bancos de Jardín Juárez a disfrutar de una refrescante michelada puede contemplar el hermoso kiosco diseñado por Gustave Eiffel, reconocido arquitecto de la torre parisina que lleva su nombre, muda testigo de tantas historias de amor, y contemplar la enorme vitalidad que irradian la ciudad y sus habitantes, como tantos otros mexicanos, alegres, simpáticos y conversadores. E inmediatamente, imaginarse al ex cónsul británico Geoffrey Firmin -México y el Reino Unido habían roto relaciones diplomáticas, de ahí su condición de “ex”- protagonista de la novela, deambular por la ciudad en la noche del día de difuntos de 1938 en que discurre la trama, dispuesto a seguir bebiendo hasta el delirio todo el mezcal servido por los meseros de las modestas cantinas.

La novela narra el descenso a los infiernos del ex cónsul -perfecto autorretrato del dipsómano Lowry-, devastado por su incapacidad de reaccionar ante el regreso de Yvonne, su hermosa ex esposa, la culpa por todas las oportunidades que dejó pasar para recomponer su vida, y la muda y dolorosa contemplación del acercamiento de aquella hacia su medio hermano, oscuro personaje enredado en conspiraciones políticas.

Cuernavaca se encuentra en las inmediaciones del mítico volcán Popocatéptl (llamado por los mexicanos “El Popo”), que simboliza el apasionamiento extremo que simultáneamente exhibe Geoffrey Firmin por la vida, porque sin amor no se puede vivir,y por la muerte, a la que se afana por llegar a la mayor velocidad posible haciendo circular el alcohol por sus venas. Vida y muerte,auténticos protagonistas de la novela, y fieles exponentes de la intensidad con que cohabitan en el país que la aloja.

“Bajo el volcán” cuenta también con una magnífica adaptación cinematográfica dirigida por John Houston en 1984, y protagonizada por los dos excelentes actores británicos, Albert Finney, fallecido el año pasado, y Jacqueline Bisset.

Quien no se encuentre con ganas de adentrarse en la novela, disfrutará de la película. Animado por una y otra, a mediados de los años ochenta, fabriqué el sueño de llegar a ser un día cónsul honorario. Afortunadamente, el río en el que me embarqué para esa aventura tenía el agua del río Yukon del relato de Javier Reverte y ni una gota del mezcal de la novela de Lowry. Pero esa es otra historia.

 

2. Reseña de un viaje

Isabel Turrillo Gutiérrez, Asesora Fiscal en Turrillo Global Services nos hace esta reseña sobre un increíble viaje.

Senegal

debes saber que la esencia África que todos buscamos cuando damos el salto al continente vecino se concentra aquí. Un país de contrastes en el que lo mismo puedes disfrutar de paisajes desérticos que de preciosas cascadas, de la sabana o de islas paradisíacas. Senegal fue durante mucho tiempo sinónimo de esclavitud y por eso en cada paso que se da se aprende un poco más sobre su historia. Para mi significó tanto aquel viaje, pasé allí un verano por una causa social de una ONG, y quedé prendada de sus olores, sus gentes y sus paisajes, y por primera vez en mi vida entendí qué quería decir el mal de África.

1-Primer contacto con la capital

¿Qué mejor que comenzar por la puerta de entrada a Senegal? Dakar es una ciudad bulliciosa y caótica, donde el sonido de los cláxones de los famosos car rapides hacen de banda sonora y los mercadillos de colores y olores diversos aparecen casi al doblar cualquier esquina. No podrás abandonar la capital sin dar un paseo por el Marché Kermel o el Sandaga, visitar la Plaza de la Independencia o acercarte al Monumento del Renacimiento Africano para dejarte deslumbrar por su grandeza. Una vez recorras sus puntos principales habrás realizado una primera inmersión al país.

2-Gorée, años de esclavitud

Gorée, una isla a tan solo 30 minutos en ferry desde el puerto de Dakar, es el resumen de la historia de trescientos años vividos en el país. En este precioso lugar, paradójicamente, tuvieron lugar los hechos más atroces y horribles vividos por el pueblo africano. Y es que las principales casas de esclavos del país se encontraban precisamente aquí, desde donde partían los barcos que los llevaban hacia América. Se calcula que hasta 20 millones de personas zarparon desde África entre los siglos XVI y XIX. 6 millones no llegaron con vida a su destino final. Hoy día los senegaleses perdonan pero no olvidan, por eso abren las puertas de todos los edificios al público: para que todo el mundo conozca lo que allí ocurrió durante tantos años.

Gorée, una isla para no olvidar las lecciones de la historia ... ç

3-El misterio del Lago Rosa

Qué te parece visitar un lago rosa, que no es rosa? Aunque hace honor a su nombre tan solo durante unos meses al año -cuando una bacteria lo convierte de ese color- el Lago Rosa sigue resultando precioso. No podrás irte de este maravilloso enclave sin dar un paseo por la orilla y comprobar cómo se desarrolla el negocio de la sal.

Visita al Lago Rosa | Blog Erasmus Dakar, Senegal

Cada barca de las que verás navegando por el lago suele extraer al día una tonelada y media de este mineral, que posteriormente es exportado a países como Mali, Burkina Faso o Níger. Para darle un último toque a esta parada, podrás hacer una excursión en camión 4×4 por las dunas de los alrededores y disfrutar de una hermosa puesta de sol desde la playa.

4-St. Louis, viaje al pasado

Antigua capital del imperio colonial francés, en St. Louis fue donde todo comenzó. Hasta aquí llegaron los franceses en el siglo XVII para convertirla en el centro neurálgico de sus conquistas en África y transformarla en la bella ciudad que sigue siendo hoy día. Al pasear por sus calles llama la atención la decadencia de sus fachadas, todas pintadas de colores, como lo estuvieron antaño, con sus balcones de hierro forjado y sus enormes puertas de entrada a los antiguos almacenes. ¿Y qué más puedes hacer en la ciudad, además de pasear por sus calles? El puente de Faidherbe, diseñado por el mismísmo Gustave Eiffel, es uno de los grandes atractivos. Tampoco está de más que te acerques a su embarcadero, repleto de coloridas barcazas, o que visites su barrio de pescadores, donde la vida hogareña se desarrolla de puertas para afuera.

Excursiones desde Saint-Louis - Senegal - Reserva en linea

5-Noche en el desierto de Lompoul

¿Quién no ha soñado alguna vez con pasar una noche en el desierto? Aunque no es demasiado grande, el de Lompoul te hará sentir que te encuentras en el fin del mundo. Rodeado de inmensas dunas de arena hallarás la paz y tranquilidad que buscabas, ¡te lo aseguro! ¿Algo más! Pues sí, siéntate y disfruta de un precioso atardecer. Cuando te encuentres cenando o tumbado en una jaima bajo la única luz de las estrellas, sabrás que este rinconcito del mundo es un lugar especial.

6-Descubrir País Bassari

Del norte del país, al sur. En el extremo este, en frontera con Guinea, se encuentra esta región senegalesa repleta de sorpresas. ¿Te gustaría ver cómo vive y se relaciona alguna de las tribus que aún perviven en esta zona del país? Solo tendrás que hacer una caminata de hora y media para lograr alcanzar el poblado Iwol, en lo alto de una montaña. La vestimenta, el dialecto y la forma de vida de sus habitantes, que habitan en pequeñas chozas sin luz y sin agua potable, te sorprenderán

7-Las aguas turquesas de Dindefelo

Cuando llegues a Dindefelo sentirás que nada ha cambiado, pero estarás equivocado: sus habitantes, aunque de sentimiento son senegaleses, en realidad pertenecen a Guinea. Para llegar a la pequeña aldea tendrás que sobrevivir a un eterno paseo en 4×4 por una carretera repleta de baches, pero el destino bien merece la pena. Además de interactuar con sus habitantes, conocer su hospital o contemplar cómo trabajan en el taller de costura del pueblo, hay algo que no debes perderte: la caminata hasta la cascada de Dindefelo. ¡Te aseguro que te dejará sin palabras! Eso sí, no olvides llevar contigo calzado cómodo y un bañador: ¡remojarte en sus frías aguas será todo un regalo para tus sentidos!

Cascada de Dindefelo en Kédougou: 3 opiniones y 6 fotos

8-Cap Skirring, el caribe senegalés

¿Qué, iba apeteciendo ya un poco de relax? Pues has llegado al lugar indicado. También situada en la región de Casamance, las playas de arena blanca y fina de Cap Skirring, bañadas por el Atlántico, serán enteritas para ti. ¿Lo imaginabas? Esta pequeña ciudad es posiblemente la zona más turística de todo Senegal. Muchos extranjeros europeos vienen cada año a la costa senegalesa para disfrutar de las maravillas que les ofrece, ¿por algo será, no? No estará de más que pases unos días en los que tu máxima preocupación sea a qué hora bajar a darte un baño y pasear por las calles del pueblo para comprar algún que otro souvenir. El merado de artesanos será un buen lugar para hacerte con los recuerdos y regalos que necesites. El resto del tiempo, ¡a disfrutar!

9-Los pescadores de Mbour

La parada en esta pequeña localidad a poca distancia de la capital tiene un objetivo clave: conocer de cerca la llegada de los pescadores a la playa. Cada día, sobre las 4 de la tarde, comienza el movimiento. Probablemente te quedes sin palabras desde el primer momento, pero abre bien los ojos: el continuo trasiego de barcas cargadas con la pesca del día y de hombres caminando por la orilla con enorme cajas repletas de pescado sobre sus cabezas, es una estampa digna de guardar en la memoria. ¡Te aseguro que los minutos pasarán sin que apenas te des cuenta!

Desembarco de barcas de pescadores en Mbour (Javier, del Hostal ...

 

3. Presentación semanal de uno de los miembros

Biografía Juan Carlos Grau Martí

Lugar y fecha nacimiento: Carcaixent, 15 de noviembre de 1994

Dirección: C/ San Francisco de Asis 22, 2º. Carcaixent (Valencia)

Nacionalidad: Español

Teléfono: 699807888 /636190905

E-mail: jc.marti@workcapital.es

Trayectoria académica:

2010 – 2012. Bachiller en el colegio San Antonio de Padua en Carcaixent hasta 2012

2013 – 2017. Grado en Relaciones laborales y Recursos humanos en la universidad de Valencia.

Trayectoria profesional:

2017 – 2018. Operador logístico en Llácer y Navarro (empresa transportes)

2018. Departamento de RRHH de Family Cash (empresa alimentación)

2018 – actualidad. Gestor Comercial en Work Capital (empresa financiera)

Aficiones:

Salir con los amigos.

Jugar a fútbol y cualquier deporte en general.

Ver series y películas.

 

4. Hobbie

Pepe Esteban gerente en SoundSoft Paneles y cuadros fonoabsorbentes, nos explica uno de sus hobbies durante la cuarentena y nos trasmite esta deliciosa receta.

En esta época de confinamiento una de las cosas que más me ha motivado y más me ha ilusionado hacer, ha sido cocinar. Siempre me había gustado pero nunca había encontrado, ni había tenido el tiempo para hacerlo.

Lo que más me gusta la cocina, aparte de experimentarme cada vez más en la tradicional, es experimentar, combinar sabores, innovar, y salir un poco de las cosas clásicas…

Una de las combinaciones que me ha gustado muchísimo durante este tiempo, y que da resultados, fácil de hacer es una tosta, para tomártela en el almuerzo, la merienda, la cena, o cuando quieras tomártela, siempre sienta bien, y es sana…

Os voy a pasar los ingredientes y cómo la vais a ejecutar y si queréis probarlo en casa seguro que os va a gustar…

Ingredientes…

– Pan, si puede ser de hogaza redondo y un poco duro mejor si no cualquier tipo de pan cortado por la mitad en dos trozos.

– Queso de untar tipo philadelphia.

– Pimienta negra molida o en molinillo

– Sal Maldon

– Aceite de oliva virgen extra

– Salmón ahumado

– Unas gotas de limón

– Aguacate

– Un poco de tomate rallado

… y vamos al procedimiento:

  • Encendemos el horno a 220 grados y en ese mismo instante colocamos el pan ya cortado en forma de tostada.
  • Mientras el horno va sumando minutos, nosotros cortamos el aguacate en gajos, más o menos como un diente de ajo de grandes.
  • También el salmón lo cortamos en tiras finitas de más o menos medio centímetro de grosor, y al tomate rayado le añadimos un poquito de aceite de oliva…
  • Una vez el horno marca 12 minutos, sacamos este y lo untamos con el queso philadelphia, los rociamos por encima con la pimienta hasta el gusto que nosotros queramos, siempre pensando que más es menos, es decir no desbordemos de sabores…
  • Una vez echada la pimienta le añadimos por encima las lonchas que hemos cortado de salmón ahumado y encima de este colocaremos los gajos del aguacate a los cuales le echaremos unas gotitas de limón por encima y la sal Maldon
  • Para terminar pondremos una tirita del tomate rayadito por encima del aguacate y acabaremos dándole una entradita con el chorrito de aceite de oliva por toda la tosta y a disfrutar

Espero que os haya gustado y si lo habéis hecho espero que me deis vuestra opinión de esta tosta… Gracias

Receta de Tosta de Salmón Ahumado | Ahumados Dominguez

Y hasta aquí nuestro contenido de hoy. Espero que hayáis disfrutado!